Preparando la cena favorita de mamá

ENSALADA A NUESTRO ESTILO CON EXTRA DE MIMOS

Llega la hora de la cena y ya no te queda energía para hacer nada, ¡ni siquiera tienes ganas de hablar!! Has hecho tantas cosas a lo largo del día… el trabajo, la casa, las comidas, las compras, llevar y traer niños de aquí para allá, los deberes (que parece que estuvieras de nuevo en el cole)… y ahora… lo único que quieres es tirarte en el sillón y ver cualquier cosa en la tele, pero sobre todo, lo que más te apetece es… ¡que alguien te haga la cena!

 

 

Sabes cuánto les gusta disfrazase, ¿no?, ¡pues hala! …que se pongan un delantal, se conviertan en cocineros por un ratito y te hagan esa cena que tanto mereces… ¡que ya bastante has hecho tú por hoy!

 

 

 Aquí tienes algunas ideas de delantales ideales para pequeños cocinillas que seguro les encantarán. Hay cinco modelos para elegir en cuatro colores distintos, además puedes incluirles su nombre en el diseño. El empujoncito perfecto que les ayude a descubrir lo divertido que puede ser cocinar. 

 
Haz clic sobre cualquier imagen y descubre otros colores. Y si quieres ver todos los modelos pincha aquí.

 

¡Ya tenemos el delantal! Ahora solo tienes que asegurarte de que tengan a mano:

 

Un tomate grande de los buenos.

Un aguacate en su punto.

Un poco del queso suave que más te guste (mozzarella, queso fresco…)

Imprescindible cebollino.

Queso parmesano (o rana padano que es más baratito y sabe parecido)

Aceite de oliva virgen extra, un pelín de vinagre y sal.

 
 

 

¡Es facilísimo de hacer y está más rico de lo que imaginas!

 

 

Primero tienen que lavar los tomates (si también los pelan, mejor) y cortarlos a gajos. Ponerlos amontonaditos en un plato y echarles sal gorda. Después, tras abrir el aguacate por la mitad, ir añadiéndolo con una cuchara pequeña, salarlo y ponerle por encima pedacitos de mozzarella o queso fresco.

Una vez hecha esta pequeña montaña con los ingredientes principales, picar bastante cebollino y echarlo por encima. Y por último, a rallar mucho parmesano. Aceite, un poco de vinagre y… ¡vualá! Acompáñalo con unos picos y disfruta de una cena ligera y exquisita…

 

 

Déjate mimar un poco cada día, ¡seguro que a ellos les encantará hacerlo!

 

       *Receta válida para ser preparada por hijos, hijas, maridos, novios o quienquiera que tengas cerca, pero… ¡nunca, nunca la hagas tú misma!

 

¡Nuestros peque cocinillas en acción!

No hay comentarios

Agregar comentario